Toda la verdad sobre el día sin IVA

Oferta publicada en , , , hace 4 años. Actualizada el 23 Octubre, 2015

Toda la verdad del día sin IVA

Cada vez que hay un Día sin IVA, llegan de nuevo las carreras y las colas interminables por comprar de todo, como si los regalos de Navidad o las rebajas no hubieran machacado suficiente nuestras VISAs.

Recibe GRATIS las mejores ofertas de los Días sin IVA

Pero detrás de este fenómeno social que es el día sin IVA, se esconden muchos datos que quizás hemos pasado por alto, y que conviene analizar detenidamente, porque no son tan obvios como parecen.

En este artículo especial de Ofertitas te contamos toda la verdad sobre el día sin IVA. Para que compres, pero compres sabiendo lo que compras.

Oda al día sin IVA

Nos vemos obligados a empezar este artículo con una oda al día sin IVA, primero por el poder de atracción que esta promoción tiene en nosotros, fieles y ávidos consumidores, y segundo porque -como la energía nuclear-, “bien usada tiene muchas cosas buenas”.

Si somos planificadores, selectivos, pacientes y tenemos cierto sentido del autocontrol, podemos llevarnos a casa chollos con un descuento muy suculento.

Colas día sin IVA

Por desgracia, la cruda realidad es que el día sin IVA nos agolpamos a las puertas del comercio, aguantando largas colas y malas caras, y nos volvemos a casa con una (o tres) cosas que no teníamos pensado comprar, lo que suele ser un FAIL en toda regla.

Por eso, es mejor estudiar bien al enemigo, ver sus trampas y estrategias, y prepararse para ganar de antemano la batalla.

Este artículo pretende pues ser una guía didáctica para conocer toda la verdad sobre el día sin IVA. Y debemos empezar sabiendo lo más básico:

¿Cómo se calcula el descuento del Día sin IVA?

Para calcular el descuento del Día sin IVA, solemos cometer el error de restar el 21% al precio de venta. Es decir, si una tablet vale 149€, dividimos su precio entre 100 y multiplicamos por 21, lo que nos ofrece un descuento de 31,29€. Pues bien, como decíamos, ese cálculo es incorrecto, porque el 21% de IVA se debe aplicar sobre la base imponible, y no sobre el precio final que marca la etiqueta.

Planificar día sin IVA

Si todo eso de base imponible te parece un lío, olvida el párrafo anterior. Para calcular el descuento mientras esquivas codazos y empujones, basta con aplicar una fórmula sencillísima: saca una calculadora (recuerda, tu smartphone tiene calculadora), marca el precio de la etiqueta y divídelo entre 1,21 ¡Voilà!… ya tienes el precio “sin IVA”.

Calcular precio sin IVA

El ahorro es un descuento real del 17,35% sobre el precio final.

¿Realmente te están descontando el IVA?

No, en absoluto. Ninguna empresa puede dejar de repercutir legalmente el IVA al consumidor. Con esta promoción la tienda descuenta al cliente un importe equivalente al IVA, pero también aplica la parte de IVA que corresponde al producto ya rebajado.

Los comercios que anuncian “Día sin IVA“, utilizan una mentira para llamar la atención. En caso contrario, el comercio estaría acusándose públicamente ante Hacienda de un delito de fraude fiscal. 🙂

No hay, no ha habido, ni habrá un sólo día sin IVA en España. Todos los días tenemos la obligación de pagar a Hacienda, y lo hacemos indirectamente cada vez que adquirimos un bien o un servicio.

 ¿21% de descuento? Va a ser que no

Vale, a ti te da igual si un comercio paga el IVA a Hacienda o no. Tú lo que quieres saber es: ¿Te están descontando realmente el 21%, tal como se anuncia en televisión y en los folletos? Pues, como hemos visto al principio de este artículo, la respuesta es NO. En realidad el descuento sobre el precio final de venta es de tan solo el 17,35%.

Engaño Día Sin IVA

Con la publicidad te están engañando visualmente para que tengas una imagen mental de que el descuento es del 21%. Si te fijas, casi siempre verás una letra pequeña o un asterisco explicando que se trata del 21% sobre la base imponible.

Si los comercios quisieran ser transparentes, llamarían al día sin IVA el “Día con 17% de descuento“. Pero eso no es conveniente desde el punto de vista mercadotécnico. Psicológicamente llamarlo Día sin IVA tiene un gran número de connotaciones positivas para el consumidor, quien piensa, consciente o inconscientemente:

Error 1: Que está ahorrando el 21%
Error 2: Que de alguna forma está dejando de pagar un impuesto

¿Y por qué tiene tanto éxito el día sin IVA, si se basa en “dos mentiras”?

Para entender el éxito brutal de la promoción “Día sin IVA” en España, hay que evocar la picaresca española, un movimiento literario del Siglo de oro en España, en el que el protagonista de las obras, a pesar de cometer actos delictivos, es aprobado y aplaudido por el lector, que entiende y comparte “su necesidad”.

La premisa de la picaresca es que, si un delito o falta no produce un daño directo ni supone riesgo para su infractor, es una práctica perdonable o incluso recomendable.

Ejemplos tenemos cientos, desde los peores vistos, como colarse en el metro o aparcar en la zona de minusválidos, hasta los socialmente más aceptados (e incluso reivindicados), como descargar contenidos de Internet.

Picaresca española

Y es que el origen del Día sin IVA, aunque parezca mentira es precisamente una pregunta de picaresca:

“¿Con IVA o sin IVA?”

Dejar de pagar un impuesto a Hacienda, ha sido (y es) un deporte que muchos practican con soltura y gracilidad, puesto que es de esos “pecadillos” que se ven con ojos comprensivos.

Cientos son los oficios que, una vez realizada la tarea, nos hacen la pregunta de rigor, un fraude aparentemente inocuo, con el que el profesional “se ahorra” declarar sus ingresos, y el cliente se ahorra el IVA del servicio prestado (o producto adquirido), a veces sin mediar palabra (¿Alguna vez os ha dado ticket la tienda china?) 😉

Con IVA o sin IVA

El IVA, el Impuesto Sobre el Valor Añadido, es un impuesto que gusta esquivar, sobretodo ahora que está al 21% y supone un bocado tan grande del precio final. Por eso, los comercios han aprendido a utilizar esto a su favor. Dicho de otra forma: El día sin IVA nos hace creer que nos aprovechamos de la tienda y de hacienda.- Gran ejemplo de picaresca inversa.

La tienda pierde dinero el día sin IVA

No señor, no, por Dios. El objetivo de un negocio es ganar dinero. Nada de malo en ello, aunque en nuestro país sea algo mal visto (¡malditos empresarios explotadores! – trollface). El día sin IVA es simplemente un reclamo más para atraer clientela y vender, como las rebajas de El Corte Inglés o como el Black Friday, y es un día luminoso para la tienda, porque GANA BILLETES a cascoporro, aplicando una fórmula realmente simple: vender veinte veces más, a cambio de reducir un 17% su margen comercial.

Gato

Sí, puede que haya productos con los que la tienda pierda dinero, o se quede “cuenta con paga”, pero como veremos más adelante, eso ya está calculado en el global. Si pierden un poco de dinero por un lado, ten por seguro que ganan un mucho por el otro.

Si Media Markt, Worten, El Corte Inglés o cualquier otra tienda puede permitirse anunciarse en prensa y televisión, es porque buscan esa afluencia de público masiva que les deja cientos de miles de euros en apenas 12 horas. De lo contrario, no repetirían el día sin IVA hasta 2 y 3 veces al año.

Productos excluidos del día sin IVA ¿es legal?

Por supuesto que es legal especificar aquellos productos que “no entran”, e incluso un ejemplo de transparencia por parte del comercio. Cuando una tienda realiza una promoción, debe dejar por escrito las condiciones en unas bases claras e inequívocas, por lo que (en descargo de la propia tienda), casi siempre podrás leer esas condiciones en la “letra pequeña” (a pie de página en los folletos, en carteles junto a los productos, o en una sección especial de la web en el caso de venta online).

Por lo tanto, cada comercio es libre de determinar los productos o marcas excluidas de una promoción, siempre que lo comunique de forma explícita. El hecho de que un producto no entre en la promoción del día sin IVA, no implica que la tienda esté haciendo nada ilegal, y no podremos reclamarle por ello.

Ejercicio para pensar: ¿Qué tienda ofrece mejor “día sin IVA”, la que excluye un montón de productos de forma expresa? ¿O la que dice que entra todo, pero esconde existencias?

¿Se puede reclamar el descuento del IVA en productos no excluidos?

Estás en tu pleno derecho de reclamar que te apliquen el descuento equivalente al IVA sobre la base imponible, en aquellos productos que no consten en la lista de marcas o ítems excluidos en las condiciones de la promoción. Para ello, lo más razonable es acudir primero al departamento de atención al cliente de la tienda y explicar (a buenas) el motivo de nuestra reclamación.

Si no atienden a razones, siempre puedes acudir a la asociación de consumidores de tu comunidad para denunciar el caso. llevando pruebas del precio marcado un día normal, y argumentar que el artículo no tenía descuento prometido y no estaba excluido de forma expresa.

Las trampas del día sin IVA

Trampas dia sin iva

No todos los productos que vende una tienda soportan un descuento del 17%, es decir, hay muchos productos que al ser rebajados un 17%, dejan un margen comercial muy estrecho, o generan pérdidas. En estos casos, las tiendas más transparentes crean una lista de exclusiones. El Corte Inglés hizo la siguiente lista en su último día sin IVA:

“No están incluidas las marcas: Canon Pro, Apple, Nikon Pro, Leica, Hasselblad, Bang & Olufsen, Optoma, proyectores Mitsubishi, ni telefonía de operador”.

Pero otras tiendas prefieren hacer creer al consumidor que incluyen todos los productos, cuando en realidad cometen varias infracciones evidentes:

1) Esconden stock: Esta es la trampa más clásica de los días sin IVA. Se dejan unos cuantos ítems de las marcas más buscadas, para que haya pruebas de que ha habido algunos clientes que han podido comprarlas, pero una vez agotadas las escasas unidades, no se reponen los estantes (cosa que cualquier otro día sí se haría, ya que la idea es vender lo máximo posible y tener el stock cubierto).

Es flagrante el caso de artículos de Apple, ya que en días normales, si algo se agota, inmediatamente se repone desde almacén.

Productos agotados día sin IVA

La excusa clásica de estas tiendas es “que han vendido muchas unidades y no pueden hacer frente a la demanda”. La realidad es que muchos clientes detectan que ya no hay “casi de nada”, incluso antes de abrir las tiendas. Eso sin tener en cuenta que algunos empleados suelen reservar productos muy deseados para ellos o sus amigos.

2) Suben los precios con premeditación: Esta es la trampa más denunciada por los clientes desde hace años. El truco consiste en, justo uno o dos días antes, subir el precio de un producto, para que el día sin IVA no perjudique el margen de un artículo. Son habituales los casos en los que un artículo sale más caro con el descuento, que semanas antes sin el descuento. Para evitar que les pillen, algunos centros adelantan la subida incluso semanas.

Trampa dia sin IVA

Todos los años se cuelgan ejemplos como el de esta foto. A veces incluso sin mala intención (hay productos que el distribuidor sube de precio, y la tienda se ve obligada a repercutir en el cliente).

¿Por qué hay productos que no entran en el día sin IVA?

Cada tienda tiene sus estrategias, pero en general, los productos más demandados y con mayor salida comercial, son los que menos interesa incluir en el día sin IVA. Ahora mismo podemos pensar en dos ejemplos muy claros: Productos Apple y Playstation 4.

El poder de la magia

En el caso de los productos Apple, el interés por excluirlos del día sin IVA es doble. Por un lado, se trata de electrónica de gran demanda, por lo que se venden sin necesidad de rebaja. Tiendas como Fnac y El Corte Inglés jamás aplican sus promociones a Apple, y al menos son transparentes en sus condiciones.

Apple Día sin IVA

Por otro lado, rebajar la parte proporcional de IVA significa aplicar un 17% de descuento a productos con un margen fijo. En el ejemplo de la imagen, vemos que un MacBook Pro de 2013 tiene de 213€ a 318€ de descuento si se incluye en el Día sin IVA, y en ese caso, la tienda estaría comiéndose su propio margen de beneficios con gran voracidad.

Otro ejemplo muy gráfico es el de la PS4. Esta videoconsola tiene un PVP muy ajustado ya de por sí (399€), teniendo en cuenta que acaba de salir al mercado y que su stock es muy limitado. Es otro de esos productos que “se venden solos”, y además tiene un margen comercial muy ajustado. Una PS4 sin IVA se queda en 329,75€, lo que significa que el comercio ingresaría tan solo 272€, 58€ por debajo de su margen habitual, y probablemente cerca de precio de coste, o incluso por debajo.

La cara amarga del día sin IVA

Colas Día sin IVA

Uno de los mayores problemas del día sin IVA es precisamente su popularidad. Si quieres conseguir los productos más interesantes antes de que se agoten, tienes que acudir una o dos horas antes de que abran el centro, eso sin contar con el tiempo (y gasto) del desplazamiento en coche, el atasco para entrar, o las vueltas para aparcar.

Y no te vendrá nada mal entrenar tu sprint si quieres llegar antes de que se vacíen las estanterías ¿Alguien dijo Playstation 4? ¡Sálvese quien pueda!

La pregunta es obligada: ¿El ahorro que vas a conseguir, compensa tu inversión en tiempo, gasolina y humor? ¿Te quedarás con cara de tonto al ver que no hay nada de lo que te interesa al llegar?

No hay nada de lo que me interesa, pero mira ese portátil tan barato

Otro de los peligros del día sin IVA, igual que con las rebajas de enero, es acabar cargando un trasto que no teníamos pensado comprar, solo porque vemos que hay puñetazos para conseguirlo. ¡OSTRAS! ¡Una Telefucken de chorrocientas mil pulgadas, por solo jajacientos mil euros! Y Zas, VISA temblando (incluso puede que alguien intente quitarnos el paquete de las manos).

CORRED INSENSATOS

Ten en cuenta que si las tiendas hacen promociones tan agresivas como el día sin IVA, es porque se deshacen de stock sobrante. Y stock sobrante muchas veces significa modelos antiguos de televisores, ordenadores, etc. Dicen que un cliente compró un portátil en MediaMarkt por 200€ y al llegar a casa llevaba Windows 3.1. Es mentira, pero habría sido una buena leyenda urbana. ¿Verdad? 😉

Trampa mortal: devolución en cheques

Mucho cuidado con las tiendas que te dan un cheque con el valor equivalente al IVA (para futuras compras), en lugar de descontarlo directamente del precio final, porque es una triple trampa.

Explicación:

  1. Imagina que compras una tablet de 149€. Te dan un cheque canjeable de 26€. Resultado: Has comprado la tablet al mismo precio que la habrías comprado ayer, y la tienda ha conseguido una venta sin descontarte un euro. 1-0 a favor de la tienda. Si no vuelves a esa tienda, ya han ganado un tonto.
  2. Ahora tienes un cheque descuento en la mano, canjeable solo en esa tienda, y por lo tanto, te surge la necesidad de hacer una segunda compra, que de otro modo no habrías realizado. 2-0 a favor de la tienda.
  3. Así que vas y compras una funda para tu nueva tablet, que cuesta 29€. Al descontar el cheque de 26€ que te dieron, pagas solo 3€ por la funda y sales sonriente, pensando que has dado “el golpe”. 3-0 para la tienda. Te han descontado solo el 14%, en lugar del 17% que habrías conseguido en otras tiendas. Descuento directo siempre mejor que cheque.

¿No te lo crees? Hagamos cuentas: Has comprado dos productos que cuestan 178€, y has pagado solo 152€. Objetivamente has ahorrado, pero en realidad, el descuento proporcional de estos dos productos sumados, es de tan solo el 14,60%, en lugar del 17,35% fijo de otras tiendas. 4-0 para la tienda, que ha conseguido que pienses que has ahorrado un 21%, y te ha clavado un 14%.

Yo sí soy tonto

También puede darse el caso de que compres algo que cuesta mucho dinero, por ejemplo una tele de 699€, pensando que el cheque que te darán será orgiástico (de 121€ para ser exactos). LOTS OF BILLETES MAN!. Con semejante checazo vas y compras una tablet de 149€, por la que tan solo pagas 28€, y sales con cara de haber atracado un banco. Con el 17% directo habrías ahorrado 26€ más. #FAIL

Los cheques regalo son siempre, siempre, siempre una situación Win-Win para la tienda. Consiguen que compres dos cosas en lugar de una y diluyen el descuento directo.

Compara, compara, compara… ¡Y VUELVE A COMPARAR!

Antes de acudir al día sin IVA, es conveniente que revises tiendas online o físicas, y hagas una búsqueda de lo que te interesa,. Te sorprenderá comprobar que muchos productos que parecen un chollo el día sin iva, salen a precio muy parecido al de otras tiendas como:

  • Amazon: Envíos rapidísimos, garantía de devolución fácil, precios difícilmente mejorables.
  • Rakuten: Tienda de tiendas que ofrece cupones descuento y precios muy agresivos. Descuentos acumulados de hasta el 30% en ocasiones.
  • Redcoon: Buena cantidad de stock, precios muy agresivos, envíos rápidos.
  • PC Componentes: Precios también buenísimos, a veces mejor que Amazon, y buen servicio.

Revisar precios online es cómodo, gratis, y lleva menos tiempo de lo que parece.

5 claves para triunfar en el día sin IVA

Si ya tienes todo bastante claro, y tu cerebro no se ha derretido después de todo este tochazo, ahí van las claves para salir victorioso del día sin IVA:

  • Estudia con detenimiento los precios en otras tiendas el día anterior.
  • Apunta el precio sin descuento que tiene actualmente lo que vas a comprar.
  • Confecciona una lista de lo que vas a comprar, con rangos de precios en otras tiendas.
  • Madruga y ve a la tienda a hacer cola, o seguramente te quedarás sin nada.
  • Ármate de paciencia, y ve dispuesto a perder menos de dos o tres horas en colas.

¿Es malo el día sin IVA?

Después de leer este artículo, puede darte la impresión de que nos parece malo el día sin IVA. Nada más lejos de la realidad. Como decíamos al principio, con una buena planificación podemos sacar descuentos tremendos en cosas que generalmente no suelen llevar descuento.

Nosotros mismos somos compradores del día sin IVA, y este lunes, si vemos ofertas cañeras de MediaMarkt (o de Worten), las publicaremos en Twitter, en Facebook, en Google+… y hasta saldremos al balcón a gritarlas si hace falta.

Lo que pasa es que, aunque somos consumidores (y a veces muy consumistas), nos gusta parar de vez en cuando , dar un trago largo al café y reflexionar sobre el por qué de las cosas.

Esperamos que hayas disfrutado de este artículo, pero sobretodo esperamos que te haya servido para aumentar tu sentido crítico. El sentido crítico no consiste en criticar porque sí, consiste en formarse una opinión crítica en base a hechos objetivos y contrastados.

Y ahora, si nos lo permites, vamos a salir a correr, que estamos entrenando los sprints del día sin IVA 😉