12 consejos para ahorrar en gasolina

Oferta publicada en hace 3 años. Actualizada el 15 julio, 2014

Durante el verano la gente huye de las grandes ciudades en busca del merecido descanso estival, y se multiplican el número de desplazamientos por nuestras carreteras. Año tras año, esta situación es aprovechada por las compañías petrolíferas para incrementar el precio del carburante siguiendo el clásico juego de la oferta y demanda.

Cómo ahorrar en gasolina

Para ayudarte un poco a evitar este abuso, hemos confeccionado una lista con doce consejos para encontrar gasolina barata y para que aprendas a hacer un uso más eficiente del oro líquido (y a la larga ahorres muchos euros al año). Broom, brooom… ¡Allá vamos!

1. Compara precios y busca la gasolinera más barata

De sentido común: antes de repostar la primera norma es localizar una estación de servicio económica.

Descargar precios gasolina

El Ministerio de Industria pone cada día a disposición de los usuarios en su web el precio de la gasolina en todas las estaciones de servicio del país, a través de esta sección de la web Geoportalgasolineras.es. Selecciona del desplegable tu ubicación y el tipo de carburante que usa tu vehículo, y se te descargará una hoja de Excel con los precios actualizados.

Tabla comparativa precios gasolina

2. Elige el mejor día para repostar

Si comparas los precios de los carburantes a lo largo de la semana, comprobarás que también hay una serie de días perfectos para repostar. Por lo general, suelen ser los lunes, ya que los viernes y fines de semana los precios repuntan aprovechando las salidas de estas fechas. Por supuesto los precios también suben cuando coinciden con la operación salida de un puente o un período vacacional importante, como los cambios de quincena en verano.

3. Aprovecha los planes de descuento de las grandes cadenas

Las grandes superficies comerciales (Alcampo, Carrefour, etc) suelen ofrecer planes de descuento en la gasolina por efectuar una compra en sus centros, o por usar sus tarjetas de socio. Lo mismo sucede al pagar con ciertas tarjetas de entidades bancarias, o con la tarjeta de El Corte Inglés.

Descuentos en gasolina

El propio Ministerio ofrece un listado de los planes de descuento que tienen algunas gasolineras. Un buen ejemplo lo encontramos en Carrefour, donde devuelven un 8% del gasto en combustible en cheques para comprar en sus establecimientos. Otros como DISA cuentan con una promoción del 3% de descuento a clientes ING en estaciones Shell o BP, que permite acumular 3 céntimos de ahorro con cada litro de gasolina. En un solo repostaje puede no parecer mucho, pero ¿has pensado el ahorro que puedes acumular a lo largo de un año?

4. Mantén tu vehículo a punto para reducir el consumo

Revisa el coche antes de viajar

Es preciso realizar una visita al taller de vez en cuando para realizar la puesta a punto. Un vehículo en mal estado puede hacernos perder mucho dinero. Hay ciertos aspectos que aumentarán el consumo de combustible, entre ellos un motor en mal estado o la presión de los neumáticos. Los neumáticos desinflados y un filtro de aire sucio aumentan un 6% el consumo, mientras que unas bujías sucias lo incrementan hasta el 10%. Merece la pena, por tanto, pasarse por el taller.

5. Distribuye el peso de forma equitativa

Distribuir carga en el coche
Vamos a hacer una especial mención al tema de la carga y a la colocación del equipaje. Un reparto no equitativo de pesos contribuye a la menor estabilidad del coche. En un coche sobrecargado el espacio de frenada se alarga. Tampoco hay que sobrepasar el ‘aforo’ del automóvil. Por cada 100 kilos de peso adicional el consumo de combustible se incrementa en un 5%. En el caso de que no utilices la baca es mejor retirarla, ya que aunque vaya vacía aumenta en un 2% el gasto de gasolina. Es importante por tanto mantener y respetar la aerodinámica del vehículo.

6. Evita revolucionar el motor o ir al ralentí

Revoluciones por minuto óptimas

La primera marcha solo se debe utilizar al arrancar. En un motor de gasolina las revoluciones deben de oscilar entre 2.000 y 2.500 rpm, mientras que en un diesel entre 1.500 y 2.000 rpm. En el caso de que tu vehículo no cuente con cuentarrevoluciones siempre puedes tomar como referencia la velocidad. La tercera marcha se pondrá a partir de los 30 kilómetros por hora, la cuarta a partir de los 40 y la quinta a partir de los 50 km/h. En contra de la creencia popular, hay que mantener el motor al ralentí el menor tiempo posible, ya que el vehículo en este estado tiene un consumo fijo de medio litro de carburante por hora.

7. Evita los acelerones y los frenazos

Siempre que puedas debes evitar los acelerones y los frenazos. Lo adecuado es emplear marchas largas a bajas revoluciones del motor y con el pedal del acelerador pisando en torno a ¾ partes de su recorrido. No es bueno pisarlo hasta el fondo. Por eso es importante que siempre te adelantes a los acontecimientos y evalúes con antelación el tráfico que te espera. De esa manera podrás actuar de una manera más eficiente. En el momento en que tengas que detenerte por completo o reducir la marcha hay que hacerlo de forma progresiva, y a ser posible mediante el freno motor (reduciendo marchas en lugar de frenando bruscamente).

8. Toma las cuestas con la marcha adecuada

Marchas en subidas y bajadas

A la hora de afrontar una cuesta ascendente hay que retrasar lo máximo que se pueda la reducción de la marcha, incrementando la presión sobre el acelerador pero sin llegar a pisarlo a fondo. Sin embargo, cuando tomemos una bajada hay que revolucionar lo menos posible el motor, circulando con la marcha más larga que se pueda, utilizando el rodaje por inercia.

9. Toma las curvas con suavidad

A la hora de tomar las curvas no debes frenar con brusquedad. Unos metros antes de llegar a la curva, reduce la velocidad levantando el pie del acelerador y dejando que el coche ruede por inercia. Solo en el caso de que sea necesario, pisa el pedal del freno de manera suave y con anticipación, reduciendo la marcha únicamente cuando sea necesario. Una vez te encuentres dentro de la curva, mantén una aceleración uniforme que se adapte al trazado. Una recomendación básica: no pises nunca el freno en mitad de la curva y con las ruedas giradas.

10. Apaga el motor si estás parado más de un minuto

Cuando te enfrentes a paradas prolongadas, por encima de un minuto, es aconsejable que apagues el motor. El consumo de gasolina con un motor al ralentí es de 0,5-0,7 litros por hora. Cuando estimes que vas a estar parado durante un tiempo considerable por culpa de un gran atasco, por un paso a nivel, o por estar esperando a alguien (sin molestar a otros vehículos) no lo dudes, apaga y ahorra.

11. No abuses del aire acondicionado

Fresco, pero con cuidado. Dentro del vehículo hay que llevar una temperatura que oscile entre los 22 y 23º C. Ten en cuenta que un uso irracional del aire acondicionado puede aumentar el consumo de combustible hasta un 20%. Algo similar ocurre con las ventanillas. Nunca las bajes del todo. Circulando con ellas bajadas a más de 100 kilómetros por hora gastarás un 5% más de carburante.

12. El depósito… lleno por favor

Llena el depósito a tope

Muchos conductores suelen repostar pequeñas cantidades de combustible por una cuestión psicológica, ya que de esa forma parece que no gastan tanto en gasolina. Sin embargo, si haces eso estarás perdiendo dinero. Piensa que poner 60 euros de gasolina te evita volver a la gasolinera en mucho tiempo, mientras que si pones de 20 en 20 euros, te obligas a buscar una gasolinera dos o tres veces más. Además, llevar el coche lleno de combustible tampoco incide de manera determinante sobre el peso del vehículo.

Para ahorrar gasolina, recuerda…

Si consigues localizar una gasolinera barata, te aprovechas del descuento de alguna tarjeta de fidelización, tu coche está en condiciones óptimas, realizas una conducción moderada, y llenas el depósito al máximo, a lo largo del año ahorrarás muchos euros en combustible. ¡Garantizado!

¿Y tú, sigues alguno de estos truquillos? ¿Tienes algún oferti-consejo para compartir?

7 pensamientos en “12 consejos para ahorrar en gasolina

  1. carquisa

    Existen webs, como repostator.com, donde puedes ver los precios de las gasolineras en tu trayecto para elegir cuándo es el momento idóneo para repostar.

    Responder
  2. Blas

    Pues yo me ahorro 19 céntimos por litro (más de 9 euros por tanque) con el Círculo de Conductores. La gasolina de Cepsa, no he encotrado más ahorro en ningún lado y todo sin gastar ni un solo duro. http://goo.gl/X9d12H

    Responder
  3. Lunes

    Con respecto al punto 12, os contradecís en el punto 5.
    “Por cada 100 kilos de peso adicional el consumo de combustible se incrementa en un 5%”
    Por supuesto que cuanto más lleno vaya el depósito más consumo hace.

    Responder
  4. Pepe

    Yo utilizo una app para el móvil para comparar los precios. Se llama GasAll y está disponible para iOS y Android.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *